Jóvenes de la Universidad Tecnológica de la Mixteca fabrican jabón ecológico

Con aceite residual de cocina

Bajo el nombre de Ñanduvi, un grupo de jóvenes estudiantes de la Universidad Tecnológica de la Mixteca (UTM), ubicada en Huajuapan de León se dio a la tarea de hacer jabón ecológico a partir de aceite residual de cocina. Además del compromiso con el medio ambiente, también asumieron un compromiso social, pues parte de las utilidades son destinadas a dar apoyo alimentario a adultos mayores.

“La idea nace aproximadamente hace dos años ya que se detectaron dos problemáticas en el municipio; por un lado, la contaminación por los aceites residuales y la otra la vulnerabilidad alimentaria de adultos mayores”, explicó Francisco Alejandro Cedillo López, director general de la empresa.

Durante el estudio de la problemática ambiental detectaron que únicamente en Huajuapan de León, al año, eran desechados al menos 10 mil litros de aceite residual de cocina, mismos que hoy en día son convertidos en jabones.

Los aceites residuales de cocina -explicó- ocasionan un impacto grave al medio ambiente por la generación de gases de efecto invernadero, contaminación de los mantos freáticos, ríos, presas, lagos y el océano, pues un solo litro es capaz de contaminar mil litros de agua.

Por otro lado, también están los daños en el sistema de drenaje ya que el aceite residual de cocina adquiere consistencias rocosas que impiden la correcta circulación de las aguas negras.

"Cuando los aceites residuales llegan, por ejemplo, a una presa, limpiar las aguas es sumamente costoso debido a que contamina cinco veces más que las aguas negras", puntualizó.

“Mediante este proyecto le dimos utilidad a estos desechos que normalmente iba a dar al basurero municipal, en algún terreno baldío o en el sistema de drenaje. Nosotros lo estamos rescatando, se le da un tratamiento adecuado, lo procesamos lo transformamos en jabón”, expuso.

Ñanduvi, que significa transformación que limpia, lo conforman 12 estudiantes y dos profesores como consejeros académicos. Su capacidad productiva es de 867 jabones cada 4 horas. Funciona como una empresa de economía circular, es decir, evitan generar más desechos de los que son recolectados. “No generamos desechos; el cien por ciento se utiliza”.

El jabón puede ser comprado en línea o en la tienda de productos naturales llamado Axolote ubicada en la zona centro de la capital del estado.