Buscan revocar concesión a empresa refresquera

Carlos Díaz Vázquez Carlos Díaz Vázquez

La Organización Civil “Otros Mundos” logró recabar 25 mil firmas de ciudadanos sancristobalense.

La Organización Civil “Otros Mundos”  logró recabar  25 mil firmas de ciudadanos sancristobalense  con las cuales  pretende echar abajo la concesión  de aprovechamiento de agua que la Conagua otorgó a la empresa Inmuebles del Golfo S de RL  de CV.

De acuerdo a los integrantes de dicha ONG esa  empresa representa a Femsa  Coca Cola y desde que le otorgaron la concesión para el aprovechamiento de agua de los mantos freáticos han afectado considerablemente a los humedales de esa ciudad.

Indicaron que desde el 04 de mayo, junto con pobladores de esa ciudad, lanzaron la petición de juntar, a través de la plataforma change.org, la mayor cantidad de firmas para presionar a las autoridades federales y revocar las concesiones que se le otorgó a dicha empresa refresquera.

“Varias agrupaciones y movimientos nos pronunciamos a favor de esta petición y argumentamos el daño que ha causado esa compañía a lo largo de 20 años de funcionamiento en el Valle de Jovel” mencionaron a través de un documento.

La presión para que la empresa abandone la zona se hizo más fuerte a partir de la solicitud del síndico del ayuntamiento sancristobalense, Miguel Ángel de Los Santos,  a la Conagua  para realizar una investigación a fondo sobre el verdadero aprovechamiento del recurso natural y con ello se derivara la revocación, sin embargo la dependencia concluyó por desechar dicha petición.

“Se sabe que en el lapso de 1995 a 2015 se extrajeron 10 mil millones de litros, lo que equivale a 10 veces el cupo del Estadio Azteca, esto ha traído diversos daños a la población, cada vez los pozos son más profundos, dejando sin acceso al agua a la población aledaña a la fábrica” indicaron los integrantes de Otros Mundo.

Desde 1995, recordó, la planta refresquera empezó sus operaciones  trabajando con dos concesiones al año, lo que le permitió extraer 1.3 millones de litros diarios de aguas profundas. 

Eso ha traído como consecuencia que la sequía y escasez de agua sea más aguda  en el Valle de Jovel, “sin embargo, se renovaron sus concesiones por otros 20 años, sin consultar a la población de San Cristóbal, lo que es terrible”.

El daño colateral ha sido grande, añadieron, puesto que en la zona  el consumo de esa bebida azucarada ha provocado graves daños a la salud como diabetes, descalcificación en huesos y dientes, entre otros.