La polémica coronación

CIUDAD DE MÉXICO.- El 28 de mayo se conmemora el 35 aniversario de la primera Final entre América y Pumas, la cual fue tan polémica que dio nacimiento a la gran rivalidad entre los equipos capitalinos.

¿Cómo llegaron?

PUMAS

Con un cuadro juvenil y dinámico, los de la UNAM dominaron la temporada, de la cual fueron líderes generales y del Grupo 2 con 55 puntos, obra de 25 triunfos, 5 empates y 8 derrotas (71 goles a favor y 38 en contra).

En la Liguilla derrotaron 7-6 (2-2, marcador global) al Puebla y en Semis doblegaron 5-3 global al León.

AMÉRICA

Las Águilas, campeonas defensoras, fueron líderes del Grupo 1, pero cuartas generales con 46 puntos y 17 triunfos, 12 empates y 9 derrotas (53 goles a favor y 40 en contra).

En la Liguilla eliminaron a Chivas por global de 3-0 y en Semis echaron 9-8 en penales (1-1, global) al Atlas.

LA IDA

El primer partido se realizó en el Estadio Azteca un 23 de Mayo de 1985, quedando 1-1 con goles de Alberto García Aspe para los Pumas y Carlos Hermosillo por las Águilas del América.

LA VUELTA

El 26 de mayo de 1985, los Pumas recibieron en CU a las Águilas, quien dieron un gran partido a la defensa y secaron al potente ataque felino, dejando el resultado 0-0.

LA TRAGEDIA

Aquella tarde, la gente se volcó a CU y en medio del sobrecupo notable y sin que la policía tuviera un plan para detener a un numeroso grupo de aficionados que se encaminó al lugar.

Ante la proximidad del arranque del partido, la gente dio portazo y comenzó a empujar a los que ya se amontonaban en el túnel 29. La policía montada comenzó a arremeter contra los aficionados, que siguieron presionando, pero sin contar que el inmueble estaba a reventar, incluidos los pasillos y que ya no había hacia donde moverse.

En medio de apretujones y pistones, 5 adultos y 3 niños murieron asfixiados, siete de ellos fallecieron en el túnel y uno más en el hospital Xoco.

EL DESEMPATE

Por reglamento, se tuvo que jugar un tercer partido de desempate, pero tras los hechos del túnel 29 se decidió llevar el partido al estadio neutral de la Corregidora de Querétaro, el cual se realizó el 28 de mayo de 1985.

¿QUIÉN ERA EL ÁRBITRO?

El árbitro Joaquín Urrea, quien regresaba de hacer un trabajo de intercambio en Costa Rica, ha asegurado que fue designado desde el domingo previo. Según reportes, Antonio R. Márquez era el elegido y fue cambiado un par de horas antes del partido.

LA GRAN POLÉMICA

Al minuto 11, Urrea marcó un penal a favor del América luego de una mano dentro del área por parte de Félix Cruz.

Daniel Alberto Brailovsky lo cobró abriendo el marcador a favor de las Águilas.

Momentos más tardes, una mano casi idéntica por parte de Alfredo Tena en el área de los azulcremas no fue marcada, lo que generó grandes reclamos por parte de la UNAM.

"La mano de Tena no la vi, pero por si tienen duda la casa donde vivo la compré en 1983, dos años antes de la Final. No me dieron dinero de nada", confesó Urrea a Excelsior en 2015.

"No influyó en el partido (no marcar el penal a favor de Pumas), porque fue un juego que debió terminar 5-1 ó 5-2 a favor del América, su dominio fue manifiesto. El América era un equipo completo, maduro. Los Pumas eran un gran equipo, pero en formación y les faltaba madurez", contó el ex árbitro a Televisa años después.

"No me arrepiento de nada porque el árbitro no se equivoca dentro de los 90 minutos de juego. El silbante marca exactamente lo que está viendo y de lo cual está seguro que pasa. A la mañana siguiente, puedes decir: '¡ah caray! Pues sí no era o sí era'. El famoso penal de la Corregidora sí lo vi, pero al día siguiente", indicó a FOX Sports.

CAYÓ EL SEGUNDO

Los Pumas se descontrolaron tras el error arbitral, mientras que el América jugando perfecto al contragolpe encontraron el segundo tanto al 56', obra del "Ruso" Brailovsky.

SELLA EL TRIUNFO

Ricardo "Tuca" Ferreti acercó a los Pumas al minuto 71, pero Carlos Hermosillo al 76' logró el tanto que selló el quinto título en la era profesional al América.

CLARO DOMINIO

Aunque a lo largo de los años los Pumas se quejan de la Final, para los jugadores del América que disputaron aquel partido fue justo el triunfo.

"Pumas era un equipo muy fuerte, pero muy joven. Jugábamos bien al futbol, para mí gusto éramos el mejor equipo que jugó ese torneo. Fue una Final polémica, pero el que se pone a mirar el video se da cuenta de que debimos haber ganado por cinco o seis goles", comentó años después la figura del partido, Daniel Brailovsky.

"Fue una final muy competida, en la que nosotros jugamos muy bien ese partido (el tercero en Querétaro). Fuimos justos ganadores. Pienso que la mano esa que el árbitro le marcó a Félix Cruz en la jugada del penalti es un pretexto, porque, sinceramente, ese día jugamos mejor que los Pumas", aseguró por su parte Alfredo Tena.