Pide arzobispo no dejar de orar y confiar en Dios

Llamó a los católicos a confiar en que la emergencia sanitaria pasará

El arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos, llamó a los católicos a no desmayar en su oración y, sobre todo, en su confianza a Dios, para que pronto pase la emergencia sanitaria por el COVID-19.

“Que ese desaliento, se convierta en alegría”, asentó.

En la homilía de la misa oficiada en la sede arzobispal, el pastor religioso dijo que la pandemia está embargando de tristeza a muchos porque no se ve el fin, sobre todo en quienes tienen enfermos,

“Las cosas son muy graves, muy delicadas, y nosotros quisiéramos levantar a nuestros enfermos, pero eso está fuera de nuestro alcance”, asentó.

Pidió a los creyentes no flaquear en sus oraciones y seguir creyendo en Dios, porque todo lo puede, porque es quien concede la salud y quien da la fortaleza.

Cuestionó: “no falta quien quiera dar otras interpretaciones o quien diga que estamos viviendo un castigo divino ¿De verdad es un castigo divino? ¿Vamos a echar la culpa a Dios de algo que nosotros no hemos tenido cuidado, de lo que somos responsables? ¿Entonces, dónde queda el amor divino?”.

Subrayó que los creyentes deben pensar sobre sus descuidos y lo dejado de hacer para corregir y no hablar de castigo ni echarle la culpa a Dios.

“Tenemos a un Dios justo, no lo miremos castigándonos. Por ahí, no va”, recalcó.

Destacó que los fallecimientos ocasionados por la pandemia tienen como origen muchas cosas, sobre todo, el descuido de la salud, porque como consecuencia de eso vino una y otra enfermedad.

Ante esta situación, Vázquez Villalobos dijo que los católicos necesitan aprender de esta pandemia para modificar sus conductas y especialmente convertir la tristeza en alegría.

“Dios nos está enseñando que a lo mejor hemos olvidado a nuestros hermanos, a nuestros semejantes, a pesar de que necesitamos unos de otros”, terminó.

“Hay que seguirnos cuidando, que Dios nos ilumine y nos ayude, porque las cosas no están fáciles en este momento en las calles de esta ciudad y en los Valles Centrales. Ojalá sepamos cuidarnos para cuidar a nuestros hermanos. Pido también a Dios que ponga en los médicos esa sabiduría que ellos necesitan, para sacar adelante a los enfermos, siempre poniendo a Dios por delante”: Vázquez Villalobos.