Desatiende Profeco quejas de consumidores durante contingencia

Compradores, indefensos

En plena pandemia por el brote y propagación a nivel mundial de coronavirus (COVID-19), en Oaxaca de Juárez y la zona conurbada se presentó una oleada de aumentos de precio en distintos productos. Los que más causaron revuelo fueron la cerveza y el huevo; la primera subió su precio hasta en un 100 %, mientras que el huevo aumentó su costo hasta en un 50 %.

La molestia de la ciudadanía, ante la escasez del líquido y el alto precio del alimento, fue evidente en redes sociales, pues a través de distintas publicaciones se realizaron denuncias de establecimientos que sacaron provecho de la situación, para comercializar estos productos de manera arbitraria.

“La cerveza, la cerveza fue lo que más me sorprendió, porque pasamos de pagar 48 o 50 pesos por un six de lata, a pagar 90, 95 pesos. Sí había tiendas que sí se aprovecharon mucho; en mi caso, yo tuve una fiesta y pues fue en esos días en abril en que ya quedaba poca en la ciudad. Pagué 80 por un six, pero se me hizo un abuso; llamé a la Profeco y solo me tomaron mis datos y me dijeron que canalizarían mi queja, eso fue todo. La tiendita siguió abriendo”, afirmó Jorge, consumidor que dijo sentirse decepcionado por la desatención por parte de la procuraduría.

Anuncian sanciones

Cabe señalar que a principios de mayo, la Profeco informó a Noticias Voz e Imagen sobre la sanción a 42 establecimientos y empresas comerciales por haber incurrido en distintas infracciones y abusos; sin embargo, no se reveló el nombre de las tiendas ni las marcas o productos involucrados, así como los municipios o regiones en donde se ubican los castigados.

A esto se suma el hecho de que la delegada en Oaxaca, María de Lourdes Santiago Cruz, afirman trabajadores de la dependencia, se encuentra constantemente ‘de comisión’ en el Istmo, desde el pasado 8 de abril.

“Yo entiendo que Oaxaca es muy grande, pero creo que sí se debe desplegar una mejor estrategia porque se van por lo grande, pero también la tiendita de la esquina, el Six o la tienda ‘N’, caen en abusos. No calibran básculas, le aumentan un peso a todo y así sin control y sin que la Profeco, en este caso, haga algo. No hacen nada, pues”, mencionó Eduardo, que ante la situación del aumento de precios, optó por una medida más radical.

“Si es así, mejor no comprar; no comprar chela y pues que se les caduque, por careros. No comprar huevo y que se les pudra, por careros. Eso es lo que nosotros como clientes, como consumidores, podemos hacer: no comprar, y comprar hasta que bajen los precios”, añadió.

Aumentos exorbitantes

Por otra parte, otros ciudadanos denunciaron que, bajo el argumento de la situación difícil y la pandemia, muchos negocios aumentaron sus precios sin que hubiera intervención de la Profeco. La justificación también por parte de los establecimientos, fue que el costo de envío a domicilio o de empaquetar para llevar, es mayor.

“Yo, en mi caso, pues sí noté que son casos muy específicos; te dicen que pues, es por la pandemia (el aumento), que es porque no hay este u otro ingrediente y que cuesta mucho comprarlo o que simplemente ‘todo subió’. Pero no, la verdad creo que se están aprovechando. Unos antojitos de aquí de Santa Lucía, la otra vez que fui, de 2 taquitos, un molote, una tostada y dos aguas, $200 pesos, carísimo; y acá en Xoxo unas hamburguesas, todavía fui en abril y por decir, la intermedia costaba 50 y ahorita así de la nada, el fin de semana ya cuesta 55 pesos. Es un abuso y pues eso tampoco es, pues”, comentó Aracely, quien coincidió en que lo mejor es ya no comprar.

“Lo que va a pasar, pues es que ya no va a ir uno a comprar; si de por sí la estamos pasando difícil y ahora imagínate que cuando queremos romper la rutina y comprar algo diferente de comer está todo bien caro, pues mejor ya todo en casa”, concluyó.

42

sanciones, presuntamente, aplicó la Profeco en medio de la pandemia

100 %

aumentó su precio la cerveza en medio de la crisis sanitaria