La escaladora multicampeona oaxaqueña, Mariana Fierro, nos habla de su trayectoria

La escaladora oaxaqueña Mariana Fierro compartió sus experiencias dentro del mundo de la escalada deportiva y de su larga y triunfal trayectoria, en la que ha sido campeona nacional de la máxima categoría y ha tenido la oportunidad de representar a México.

Combinar el deporte y la escuela es una de las mejores decisiones que pudo haber tomado, considera la seleccionada nacional, quien también precisó que “los sueños son posibles. Y sólo tienes que encontrar lo que te apasiona y debes esforzarte por alcanzarlos”.

“Aunque puede parecer difícil en principio, sí es posible levantarse a las seis de la mañana, estar en la escuela todo el día y regresar a dedicarle tiempo a lo que más te gusta. La propia pasión por tu deporte favorito te va a hacerte levantar temprano y organizarte”, comentó en la charla que ofreció en línea para jóvenes del Colegio de Bachilleres de Oaxaca (Cobao).

Mariana Fierro ha representado a México en un total de ocho campeonatos mundiales de escalada deportiva, así como en dos panamericanos y también par de centroamericanos, participación internacional que comenzó desde los 15 años de edad.

La medallista de oro de Universiada Nacional 2019, así como del Campeonato Nacional Conadeip en ese mismo año, dio una breve explicación sobre las modalidades de escalada deportiva que ha practicado durante la transmisión en línea desde las instalaciones del Muro Mondragón de la ciudad de Oaxaca.

También refirió que la alimentación es otro factor fundamental, por lo cual exhortó a los jóvenes a “comer bien y sano, a incluir en su dieta las verduras y frutas, las cuales no deben faltar en el alimento cotidiano”. De igual forma, los instó a dormir bien, otro punto de gran trascendencia en el rendimiento y desempeño deportivo y académico.

EQUILIBRIO ES FUNDAMENTAL

Por último, señaló que un aspecto clave es que debe existir un equilibrio, es decir también tiene que haber esparcimiento, “no se trata sólo de asumir una rígida disciplina y de estar todo el tiempo bajo presión, también hay que encontrar ese balance de atender a la familia, a los amigos, de darte un espacio para relajarte.

“Dar lo mejor de mí, comer bien, dormir bien de lunes a viernes pero el fin de semana es una oportunidad para relajarse. Es como el premio”, apuntó pero recordó que también si no te esforzaste en la escuela y el entrenamiento, “tampoco te lo mereces”.

Y es que subrayó que no sólo se trata de ser campeones del deporte y de excelencia académica, también de ser campeones de vida, y para ello debe existir una armonía en todos los aspectos, lo que incluye estar en buena comunicación y relación con tus padres y la familia.

Recordó que “la vida es como la escalada, siempre debes estar en busca de llegar a la cima, y después de haberla alcanzado, buscar otras metas de igual o mayor magnitud”.

La atleta de 25 años de edad está concluyendo la carrera de Comercio Internacional en la Universidad Iberoamericana de Puebla y ante la pandemia mundial por el COVID-19 está de visita en su natal Oaxaca.