Evidencia coronavirus brecha hospitalaria en el Valle de México

CIUDAD DE MÉXICO.- La transmisión local de COVID-19 en varias regiones del país podría generar un problema mayor al observado en el Valle de México, debido a las carencias de infraestructura hospitalaria y personal médico que se padece en la mayoría de los estados.

De acuerdo con un análisis de México Evalúa, la Ciudad de México tiene capacidades superiores tanto humanas como materiales para enfrentar la emergencia sanitaria y, pese a ello, la enorme presión la ha puesto al límite.

La capital del país, refiere el artículo "Infraestructura hospitalaria: debilidad extrema", firmado por Mariana Campos y Xhail Balam, tiene 0.71 camas de hospitalización por cada mil habitantes, así como 1.81 enfermeras y 1.14 médicos en contacto con pacientes por cada mil habitantes.

Esta capacidad está por encima del promedio nacional, que se ubica en 0.30 camas de hospitalización por cada mil habitantes, así como 0.88 enfermeras y 0.50 médicos en contacto con pacientes por cada mil habitantes.

Campos consideró que la emergencia sanitaria tomó al país con un enorme déficit de infraestructura y personal que ahora se verá reflejado en distintas zonas del país conforme la curva de contagios se acelere.

"Definitivamente hay una concentración en el centro del país y algunos estados, me parece que, entre Jalisco, Estado de México y la Ciudad de México está la mayor parte de los hospitales del país, entonces sí tenemos regiones totalmente desprovistas.

"Esto es muy relevante porque habría que habilitar instalaciones en estos municipios en donde va a estar llegando la pandemia y van a encontrar sus picos más adelante de lo que está sucediendo en la Ciudad de México", indicó vía telefónica.

Pico más alto

En la Ciudad de México, de acuerdo con el estudio, están ubicados 51 hospitales de tercer nivel, que representan 32.6 por ciento del total de hospitales de este tipo en el país, y son los que hasta ahora al liderado la batalla contra la pandemia.

El Estado de México es segunda la entidad con más hospitales de tercer nivel, con 16; le sigue, Jalisco, con 14; Guanajuato, con 10; Puebla, con siete; Chihuahua, con seis; Veracruz, con cinco, y el resto con menos de cinco.

Si bien los casos de COVID-19 no sólo se atienden en los hospitales de tercer nivel, estos son los que cuentan con la mejor infraestructura para atender casos graves y su ubicación en determinada entidad impacta en la cantidad de especialistas que hay en cada una de ellas.

En la Ciudad de México hay 0.034 internistas, 0.011 neumólogos, 0.031 urgenciólogos y 0.038 anestesiólogos por cada mil habitantes.

Si estas cifras parecen demasiado bajas, el promedio nacional es peor, pues se tiene 0.019 internistas, 0.001 neumólogos, 0.009 urgenciólogos y 0.029 anestesiólogos por cada mil habitantes.