Trampas bancarias en apoyos por contingencia, denuncian usuarios en Oaxaca

En medio de la necesidad de dinero, el anuncio del banco que ofrecía apoyo a los cuentahabientes durante 4 meses por la contingencia de COVID-19, le resultó atractivo a César Peralta. “Por mi situación de salud pensé que el programa de apoyo que ofrecieron los bancos, era bueno, pero resultó una trampa y, por tanto, contraproducente”, señala.

La oferta que César aceptó fue posponer los pagos de sus créditos por 4 meses, pero nunca se percató que el saldo del cual solicitó apoyo le generaría interés hasta que vio su estado de cuenta en donde ya debía más de 400 pesos.

“Esto no es un apoyo al cuentahabiente, es un apoyo a los banqueros porque son los únicos que no pierden. Los meses que dure la contingencia ellos van a tener su dinero y además, quienes caigan en la trampa van a pagar intereses y comisiones con tres o cuatro conceptos que se agregan, que fue lo que me sucedió a mí”, expone con tono molesto pues para cancelar la supuesta ayuda tuvo que enfrentar largas esperas en el teléfono durante una semana.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) ha pedido al público usuario de la banca poner atención a las “letras chiquitas” en los acuerdos con los bancos, que debido a la contingencia sanitaria generada por COVID 19 implementaron prórrogas para postergar el pago de créditos.

De la misma manera, emitieron una alerta a la población sobre empresas gestoras de crédito que ofrecen préstamos exprés sin requisitos, como lo son comprobar los ingresos o consultar el Buró de Crédito del solicitante.

“Este tipo de empresas operan como gestoras ante diversas entidades financieras o comerciales y ofrecen préstamos a la población que van desde los 2 mil pesos y hasta los 5 millones de pesos, mediante anuncios en periódicos, volanteo, teléfono, en páginas de Internet, o también a través de las redes sociales”, ha advertido.

Una vez que las personas solicitan el crédito, estas empresas les piden un depósito de dinero previo de aproximadamente 6% del total del préstamo por concepto de gestoría y gastos de administración, fianza o seguro; posteriormente la empresa aduce que el crédito está en proceso de autorización, sin llegar a su entrega final, quedándose con el anticipo. Inclusive, hasta piden más dinero argumentando que es necesario para acelerar la autorización del crédito. Muchas desaparecen o cambian de nombre para que no las puedas localizar.

Por lo anterior, la Conducef hizo un llamado a la población para no dejarse engañar por este tipo de ofrecimientos que están proliferando.