Alto porcentaje de nuevos contagios por COVID-19 en Oaxaca fue detectado en Laboratorios Juárez

En los últimos cuatro días Oaxaca ha reportado 363 nuevos pacientes de COVID-19, pero 69% de los casos fueron detectados por un laboratorio privado que cuenta con la autorización del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) para realizar este tipo de pruebas.

La Directora de Prevención y Promoción de la Salud de los Servicios de Salud de Oaxaca, Mariel Pizarro Castellanos, aclaró que esos 253 casos reportados en cuatro días “son los acumulados desde el 27 de marzo” que se empezaron a integrar a la plataforma federal apenas el lunes pasado.

Ese 27 de marzo el laboratorio privado tomó su primera muestra a un paciente que dio positivo. Ese mismo resultado volvió a repetir en un segundo paciente hasta el 8 de abril y a partir de esa fecha el flujo fue continuo.

Aunque este proceso es un trabajo conjunto, la dependencia no tiene aún un desglose que permita saber el número de casos positivos que por día detectó ese laboratorio privado por día.

Ese proceso de “cruce adicional” que permita saber la distribución -de marzo a mayo- de los pacientes positivos reportados por un laboratorio privado aún no está disponible por parte de los Servicios de Salud.

La base de datos abiertos que cada noche pública la Dirección General de Epidemiología tampoco contempla datos específicos para los laboratorios privados.

Lo que se tiene claro es que de los 161 casos positivos que se reportaron el pasado lunes, 105 corresponden a pruebas positivas que realizó un laboratorio privado, “lo que significó un golpe fuerte y un incremento para las estadísticas".

De 86 nuevos casos de pacientes positivos a COVID-19 reportados el martes, 78 son gracias a una prueba del laboratorio privado y para el miércoles otros 33 de 51 nuevos casos confirmados.

La tendencia de reporte entre instancias oficiales y el laboratorio privado se mantuvo ayer. De los 65 nuevos pacientes, 37 pagaron para poder saber si tenían COVID-19.

Si las personas deciden pagar 2 mil 500 pesos para realizarse una prueba para detectar COVID-19 tienen que ver con “la posibilidad económica, los tiempos de espera y el miedo o desconfianza, así como la estigmatización”, son las causas que Pizarro Castellanos aduce.

Si las personas deciden pagar entre mil 800 y 2 mil 500 pesos para realizarse una prueba para detectar COVID-19 tienen que ver con “la posibilidad económica, los tiempos de espera y el miedo o desconfianza, así como la estigmatización”, son las causas que Pizarro Castellanos aduce.

Además, el modelo centinela que implementa el Gobierno Federal para darle seguimiento a pacientes sospechosos, sólo sugiere aplicar la prueba al 10 por ciento de los que reciben atención ambulatoria y el 100 por ciento de los hospitalizados.

Eso explica porque el 31 por ciento de los 808 pacientes positivos a COVID-19 hasta la noche de ayer pagaron para saber si tenían COVID-19.