Esto sucedería si el COVID-19 se vuelve una enfermedad endémica en el mundo

La OMS alertó que el COVID-19 puede no “desaparecer nunca”

La humanidad convive con miles de enfermedades y cada cierto tiempo surgen nuevos males causados muchas veces por patógenos como virus o bacterias. Este es el caso del COVID-19, que ha puesto a millones en confinamiento en todo el mundo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió hace algunos días que el COVID-19 puede no “desaparecer nunca” y podría convertirse en una enfermedad endémica, con la que la humanidad tendría que aprender a convivir.

Una enfermedad endémica es aquella que prevalece en forma continua o cíclica en una región geográfica determinada, según la Organización Panamericana de la Salud. Su peligrosidad depende de diversos factores, tanto biológicos como sociales.

“Debido a que la implementación de programas de vacunación extensos a nivel global va a tomar tiempo y porque aún no hay tratamiento específico para COVID-19, es probable que se mantenga este nivel de infección a nivel poblacional y se vuelva endémica”, explica a El Comercio César Ugarte, epidemiólogo e investigador del Instituto de Medicina Tropical Alexander von Humboldt de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH).

“Esto solo cambiará cuando tengamos la vacuna y/o tratamiento que permita que los niveles de COVID-19 comiencen a bajar, lo cual va a demorar algunos meses o incluso años. Por eso, es importante asumir esta nueva “normalidad” para que podamos realizar los cambios necesarios para reducir el impacto en salud, reduciendo el número de casos con el consecuente descenso de la mortalidad y de la saturación de los servicios de salud”, agrega.

“Debido a que la implementación de programas de vacunación extensos a nivel global va a tomar tiempo y porque aún no hay tratamiento específico para COVID-19, es probable que se mantenga este nivel de infección a nivel poblacional y se vuelva endémica”, explica a El Comercio César Ugarte, epidemiólogo e investigador del Instituto de Medicina Tropical Alexander von Humboldt de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH).

“Esto solo cambiará cuando tengamos la vacuna y/o tratamiento que permita que los niveles de COVID-19 comiencen a bajar, lo cual va a demorar algunos meses o incluso años. Por eso, es importante asumir esta nueva “normalidad” para que podamos realizar los cambios necesarios para reducir el impacto en salud, reduciendo el número de casos con el consecuente descenso de la mortalidad y de la saturación de los servicios de salud”, agrega.