Activistas confían en política energética de AMLO

JUCHITÁN, Oaxaca.- Defensores de la tierra y el territorio han visto con buenos ojos la nueva Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional emitida por el gobierno federal en la que limita la participación de la iniciativa privada en el sector eléctrico del país para beneficiar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que será el actor preponderante.

Norberto Altamirano, vocero de los comuneros de Unión Hidalgo, refirió que el documento emitido por el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) podría ser una esperanza para que se frenen los proyectos eólicos de las transnacionales que han causado entre otras cosas, daño al medio ambiente y conflictos sociales entre pobladores.

Aseguraron que ante esta medida del gobierno, seguramente las trasnacionales se van a amparar -de hecho un Juez ya concedió dos amparos a una empresa de origen español-, pero mientras eso suceda, solicitaron a la Comisión Reguladora de Energía parar la consulta indígena que se lleva a cabo en la localidad desde el 2017, de manera violatoria a los derechos de los pueblos.

Recalcó que estarán atentos a lo que continúe respecto a este documento, que sí bien es  cierto, es sorpresivo, desconocen el fondo que contiene, por lo que pidieron explicación  real que aterrice a las comunidades indígenas, como lo es Unión Hidalgo donde se pretende instalar un segundo parque eólico, el cual rechazan.

Mariano López Gómez, integrante de la Asamblea de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Territorio, confió en que la política enérgetica del Presidente  Andrés Manuel López Obrador, cambie la situación de los pueblos del Istmo con respecto a la explotación de la energía eólica porque hasta ahora los municipios no han sido beneficiados y las ganancias han sido para las empresas.

Abundó que desde que las empresas empezaron a construir los parques eólicos engañaron a los campesinos prometiéndoles muchas cosas que al final resultó una bicoca; dijo que esta situación puede cambiar con un presidente que “es diferente, es un presidente comprometido con la gente y que escucha al pueblo”.