Se cumplen 125 años del natalicio de Lázaro Cárdenas

Don Lázaro Cárdenas nació en Jiquilpan, Michoacán, un día como hoy, 21 de mayo, pero del año 1895. Siendo muy joven, a los 18 años, se unió a la naciente Revolución Mexicana. En 1928, a los 33 años de edad, fue elegido gobernador de su estado natal; más tarde presidió el Partido Nacional Revolucionario (PNR), el que lo postuló en 1933 a la presidencia del país.

El general Cárdenas fue el primer presidente mexicano en gobernar durante seis años el país (1934-1940); su gobierno, democrático y popular, ha trascendido a la historia nacional por la profunda reforma agraria realizada, la nacionalización del petróleo, la política laboral y los programas de educación y salud que impulsó.

En este tiempo de epidemia, bueno es recordar los logros obtenidos en materia de salud durante su gobierno y honrar su memoria en el día del aniversario de su nacimiento.

- 1 -

El proyecto de Salud Pública del gobierno revolucionario del general Cárdenas, se basó –fundamentalmente- en la medicina preventiva y asistencial. Durante el sexenio 1934-1940, los titulares de dicha institución fueron Abraham Ayala González, José Siurob Ramírez (dos veces), Leónides Andrew Almazán.

El presupuesto federal para la salud se incrementó de manera paralela a la ampliación de los servicios sanitarios, entre ellos los de agua y atarjeas. En 1935 fue de 7.4 millones de pesos, lo que significaba el 3.4 % del producto interior bruto. En 1939 ascendió a 16.5 millones de pesos, el 5.5 % del PIB.

El presidente Cárdenas combatió duramente las enfermedades que se abatieron durante su periodo de gobierno, como la tifoidea, el sarampión, la fiebre amarilla y el tifo, entre otras, y tuvo que enfrentar el embate de epidemias, entre ellas la tuberculosis, la lepra, la sífilis, el paludismo y la viruela.

- 2 -

Uno de los objetivos más importantes del  Programa Nacional de Salud del gobierno cardenista fue la protección a la niñez y la lucha contra la mortalidad infantil. El doctor José Siurob, titular de Salubridad Pública, expresó: “La protección a la infancia no es un asunto sentimental ni de caridad, sino que es un serio problema social que implica la creación de una población sana y fuerte", que garantizará el porvenir venturoso de la nación. Por ello, la protección a los niños empezó desde los exámenes prematrimoniales, la vigilancia del embarazo, el parto, la defensa de la lactancia y el crecimiento del infante.

Para alcanzar los objetivos planteados, el gobierno cardenista creó infraestructura hospitalaria, facilitó la formación de personal técnico sanitario que cubriera el territorio nacional; prestó atención especial a la alimentación popular y optimizó los trabajos de los Servicios Sanitarios Federales y estatales.

El gobierno  cardenista buscó alcanzar la equidad entre toda la población mexicana; en materia de salud priorizó la prevención de enfermedades, reforzó el tratamiento asistencial, fundamentalmente en atención a la población infantil, obrera, campesina e indígena. Para reforzar las políticas sanitarias y crear conciencia entre la población, impulsó campañas sociales, como la de prevención de enfermedades de transmisión sexual y el combate al consumo de sustancias tóxicas.

La prevención, tratamiento y  erradicación de las enfermedades, fue el objetivo central de la salud pública, que significó una apuesta revolucionaria por la justicia social, el pilar ideológico fundamental del cardenismo, junto con la soberanía nacional y la independencia económica que procuró alcanzar con la nacionalización de los ferrocarriles en 1937 y con la expropiación petrolera en 1938.

El general Lázaro Cárdenas del Río falleció en la Ciudad de México, el 19 de octubre de 1970.