Oliver Zamudio González trae en las venas los secretos de su papá

JUCHITÁN DE ZARAGOZA, Oaxaca.- Su padre es el Súper Ratón Héctor Zamudio Carmona, quien es el mejor maestro para Oliver Zamudio.

“El beisbol lo traigo en la sangre, desde que nací, fui un hijo de pelotero privilegiado, a todos lados me llevaba, el pañal me lo cambiaba en los autobuses, tenía una vida completa,  con peloteros profesionales, con la afición, de niño lo estuve viviendo, ya en una liga organizada empecé en Tehuantepec jugando en la Liga Infantil”, platica.

¿Qué se siente ser hijo de un beisbolista estelar como lo fue tu papá?

Respeto, admiración, mi papá es mi ídolo, soy un privilegiado por vivir esa época, son muchos sentimientos el ser hijo de una leyenda; también representa una responsabilidad ante los aficionados, a veces  comparan a uno con él y eso es imposible, ya que cada quien vivió su época, mi papá fue catalogado como el mejor jardinero derecho de todos los tiempos, y no ha salido otro como él.

Para Oliver, el beisbol es una forma de vida. Nos mantuvimos gracias al beisbol y  nos permitió hacer mucha amistad, todo lo que engloba estar dentro del profesionalismo,  aprender valores, distintas formas de vida en el país, y a la vez  ha permitido conocer los secretos del béisbol, mi primer maestro y único es mi padre.

¿De los logros importantes en tu vida deportiva?

En 1994 firmé con Petroleros de Minatitlán estuve en las pruebas, en el 95 estuve en el campamento de verano de Sultanes de Monterrey, lo vivido en estos lugares me sirvieron para asimilar más de beisbol, que de una u otra manera me han servido para mi formación deportiva.

¿Trabajas con jóvenes beisbolistas?

En el 2011 llevé al equipo Junior 15 – 16 años al nacional de la Olimpiada en Mérida, Yucatán; en ese mismo año trabajé con Leones de Yucatán como scout, y entrenador en la Academia de El Carmen, Nuevo León.

En el 2014, al nacional de Aguascalientes en juvenil mayor, y también scout de Rieleros de Aguascalientes y Acereros de Monclova en ese año.

¿Qué le falta a Oliver Zamudio en el beisbol?

Tengo muchos proyectos de vida, seguir trabajando con los jóvenes en el país, crear una Academia en Tehuantepec y se vuelva un semillero de talentos, y mi  hijo de tres años Oliver Tadeo Zamudio Segovia prepararlo para que se sea un prospecto y se mantenga la dinastía del Súper Ratón.