La publicación de la danza de Corpus Christi en Suchiapa

René AraujoRené Araujo

De manera simbólica realizan el acto, debido a que la celebración ha sido pospuesta para el siguiente año

René AraujoRené Araujo

De manera simbólica realizan el acto, debido a que la celebración ha sido pospuesta para el siguiente año

René AraujoRené Araujo

De manera simbólica realizan el acto, debido a que la celebración ha sido pospuesta para el siguiente año

Debido a la cancelación de la celebración de Corpus Christi, en Suchiapa, por la contingencia sanitaria, algunos pobladores se niegan a que todo pase inadvertido y realizan -de manera simbólica- la publicación de la fiesta.

Previo al festejo, la población lleva a cabo la publicación, lo que representa el comienzo a la organización ritual del Santísimo. Es un domingo, en el que los hombres se reúnen para la elaboración de ramilletes y “bastones de mando”, mientras que las mujeres alistan comida y bebidas. En la ermita, lugar donde se resguarda la reliquia, se da lectura a un documento que contiene un listado de personas que formarán parte del festejo del año en curso; es decir, quiénes representarán a cada personaje de la danza del Calalá, por lo que hacen entrega de los objetos sagrados necesarios para los danzantes: las cabezas de los gigantes, armazón y cabezas de venados, tambores de los dos grupos de músicos. Finalmente, se distribuyen los “bastones” o chamales –según la tradición de los chiapanecas- a cada uno de ellos, como señal de compromiso. Todos se despiden con la música del tambor y carrizo.

Sin embargo, este año, apenas unos cuantos hombres se reunieron para la elaboración de los chamales y para escuchar el tambor y el carrizo con los sones para el Santísimo Sacramento del Altar.