Gatos pueden infectarse con facilidad de coronavirus, revela estudio

Los gatos pueden ser infectados con relativa facilidad con el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la Covid-19, y pueden trasmitir este virus a otros gatos, según un estudio realizado en laboratorio un número reducido número de animales por científicos de Estados Unidos y Japón. Los resultados de esta investigación han sido publicados en la revista especializada New England Journal of Medicine, el 13 de mayo en formato Correspondence (carta al editor), utilizado para dar a conocer de forma urgente y resumida resultados preliminares de estudios científicos.

El estudio fue dirigido por el profesor Yoshihiro Kawaoka, de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Wisconsin (Estados Unidos) y se basó en la inoculación en tres gatos confinados en laboratorio -en jaulas individuales- de muestras de SARS-CoV-2 procedentes de una persona afectada por la Covid-19.

Un día después de la introducción artificial del coronavirus en los gatos, los investigadores tomaron muestras de las fosas nasales de los tres animales y pudieron detectar el virus en dos de ellos. A día siguiente, el tercer gato de la prueba también presentaba el coronavirus.

La prueba también tiene fases

En la segunda fase del experimento, los investigadores colocaron un gato no infectado en cada una de las tres jaulas, acompañando a cada uno de los gatos que ya tenían el SARS-CoV-2.

Los investigadores tomaron a diario muestras nasales y rectales de los seis gatos para evaluar la presencia del virus. A los dos días de esta segunda fase, uno de los gatos no infectados inicialmente ya mostraba presencia del virus, presumiblemente por contagio de su compañero infectado. En seis días, todos los gatos mostraban la presencia del virus en las muestras nasales (sin detección en las muestras rectales).

El SARS-CoV-2 fue detectado en estos gatos durante al menos seis días pero, destacan los investigadores, ninguno de ellos mostro signos externos claros de padecer la enfermedad, y todos los gatos se recuperaron y finalmente dejaron de tener el virus.

”Ese fue un hallazgo importante para nosotros: los gatos no tenían síntomas [de la enfermedad]”, ha explicado el profesor Kawaoka, un experto que, en paralelo, lidera un proyecto para crear una vacuna humana COVID-19 llamada CoroFlu.

Primeras conclusiones

Los resultados de este estudio sugieren que los gatos pueden de infectarse con el nuevo coronavirus, con relativa facilidad y rapidez, cuando están expuestos a personas u otros gatos con el SARS-CoV-2.

El nuevo estudio coincide en sus resultados con varios otros publicados anteriormente, aunque aporta detalles sobre la rapidez del contagio en condiciones controladas como un laboratorio.

Los autores del nuevo estudio reiteran que las personas con síntomas de Covid-19 deben evitar el contacto con los gatos. También aconsejan a los dueños de gatos que mantengan a estas mascotas en el interior de sus casas para limitar el contacto con otros animales y personas.

”Es algo que la gente debe tener en cuenta”, dice Peter Halfmann, profesor de investigación en UW-Madison y codirector del nuevo estudio. “Si están en cuarentena en su casa y están preocupados por contagiar la Covid-19 a sus hijos y sus cónyuges, también deberían preocuparse por la protección de sus animales”.

Sin datos sobre efecto en humanos

En este nuevo estudio no se aporta ningún dato -ni a favor ni en contra- sobre la posibilidad de que los gatos infectados por el nuevo coronavirus puedan transmitir este agente a los humanos y, en consecuencia, no se puede especular sobre la posibiliad de que sean vectores de la enfermedad.

Los humanos siguen siendo el mayor riesgo para otros humanos en la transmisión del virus.” No hay evidencia de que los gatos transmitan fácilmente el virus a los humanos, ni hay casos documentados en los que los humanos se hayan enfermado con la Covid-19 debido al contacto con los gatos”, destaca el resumen informativo facilitado sobre esta nueva investigación por la Universidad Wisconsin-Madison.

Ante el riesgo de que la crisis de la Covid-19 pueda provocar una reacción injustificada de rechazo social a mascotas como los gatos Sandra Newbury, directora del Programa de Medicina de Refugio de la Universidad Wisconsin-Madison, destaca que, “nos encontramos en un momento estresante para todos, y ahora, más que nunca, las personas necesitan la comodidad y el apoyo que brindan las mascotas”.

Ruthanne Chun, decana asociada de asuntos clínicos en esta misma universidad, ha explicado que en base al conocimiento científico actual, consolidado por los datos del nuevo estudio, se deben mantener las siguientes recomendaciones:

- Si su mascota vive en el interior de su hogar, con usted y su familia, y no está en contacto con ningún otor gato o persona afectado por la Covid-19, no tiene usted por qué preocuparse; puede seguir su vida normal y relacionarse con su gato sin ningún temor.

- Si usted está afectado por la Covid-19 o tiene sospechas de estar infectado, debe limitar las interacciones con sus mascotas para protegerlas de la exposición al virus.