Claman por agua y comida, jornaleros de BC en San Quintín

Agencia Reforma Agencia Reforma

En San Quintín, empresas cerraron operaciones por el COVID-19.

ENSENADA, BC.- Jornaleros en la región de San Quintín claman por agua potable y alimentos, pues algunas empresas cerraron operaciones por el COVID-19, mientras que otras dejaron de contratar a gente mayor, advirtieron líderes de diferentes colonias.

En la región de San Quintín, recién declarado Municipio en febrero, hay diversas colonias que no cuentan con infraestructura para el agua potable, y la escasez del líquido en la zona hace más difícil la regularización.

Vecinos del ejido Díaz Ordaz, por ejemplo, pagaron alrededor de 3 mil pesos cada uno para que la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (Cespe) escarbara y colocara tubería de agua. Adicionalmente pagaron 500 pesos por el contrato.

"Pero solo tienen agua salada (debido a la escasez del líquido, la salinidad avanza en los pozos), y de baja presión", lamentó Bernardo Velazco Vásquez, líder social en el ejido Díaz Ordaz, de la delegación Punta Colonet, a unos 125 kilómetros al sur del Puerto de Ensenada.

 "Con el Covid, ahora quienes dieron ese dinero pues tienen que pagar doble, porque cada semana compran agua de tambos de 200 litros por 25 pesos cada uno", expuso Velazco, quien compra ocho tambos del líquido cada semana.

En la actualidad, el agua es el principal problema, subrayó el líder social.

"También los alimentos, porque les subieron el precio, una cartera de huevos está en 80 pesos, y acá no han traído despensas, hemos escuchado que el Gobierno del Estado entrega en algunas colonias, pero a nosotros no nos ha tocado", dijo.

"Las empresas que sí abrieron solo están contratando a jóvenes, para evitar que los mayores se enfermen y les tengan que pagar", recalcó Velazco Vásquez.

Basilia Hernández José, del Comité de Seguimiento de Pueblos Indígenas de la colonia Rancho Nuevo, delegación Vicente Guerrero, señaló que hasta hace poco les regularizaron el abasto de agua, pero han tenido que comprar tambos también.

"Ahorita estamos a la buena de Dios, nos preocupa más el agua y la comida que cualquier otra cosa, la verdad", apuntó.

El Municipio de San Quintín tiene aproximadamente 130 mil habitantes, de los cuales 80 mil son jornaleros de Guerrero, Oaxaca, Michoacán, Chiapas y Veracruz.