Se derrumbaron cientos de casas de arquitectura tradicional en Juchitán, Oaxaca

JUCHITÁN DE ZARAGOZA, Oax.- Ante el cada vez más creciente número de víctimas, la destrucción de edificios históricos, el derrumbe de cientos de casas de arquitectura tradicional, este pueblo zapoteca vive una verdadera tragedia sin comparación en toda su historia milenaria.

La desventura camina por avenidas y calles porque casi en cada una se cuentan historias de dolor y tribulación por la muerte de un familiar o vecino entre los escombros de las vetustas casas.

“Aquí murió la señora Margarita”, “De ahí, ya no pudo salir la señora” o “allí quedó Na’ Sofía”, platican los avecindados a quienes llegan a conocer qué pasó en Juchitán de Zaragoza.

Aunque hay otros que piden ayuda por todos lados, porque aún no han encontrado a sus familiares y creen que se encuentran sepultados entre los restos de las viviendas.

Algunos han llegado a la zona cero a pedir a los rescatistas que vayan a sus casas a remover los escombros, porque suponen que se encuentran enterrados entre las casas antiguas.

Aunque también se empiezan a conocer historias de algunos verdaderos héroes que murieron tratando de ayudar a quienes habían quedado atrapados en algunas de las viviendas colapsadas.

El médico del DIF Municipal, Germán Torres Ferra, quien apenas tenía 35 años de edad, salió de su casa como voluntario a ayudar a los damnificados. Pero, cuando ingresaba a uno de los domicilios a rescatar a una víctima, lo que quedaba en pie se vino abajo totalmente, quedado junto a quien iba salvar.

“Para nosotros, es un héroe, ofrendó su vida”, relata la presidenta del DIF Municipal, Rosaura López Valdivieso.

*Un impacto a la cultura*

El ex presidente municipal y ex senador, Oscar Cruz López cree que el desastre provocado por el sismo originará un impacto en la cultura de Juchitán de Zaragoza por la pérdida de cientos de viviendas de arquitectura tradicional.

“Era uno de los pocos distintivos que nos quedaban y prácticamente con esto, estaríamos perdiendo nuestra identidad y esencia cultural”, asienta.

Aunque también juzga que las severas afectaciones al Palacio Municipal pondrán en riesgo a un símbolo emblemático no solamente de Juchitán de Zaragoza, sino de México y América Latina.

“De aquí, surgió la lucha por la democratización de este país”, afirma.